Saltar al contenido
Las Noticias en la Red | Michoacán

Detalles minuciosos en las Catrinas de Pedro Torres

La primicia dar vida a los esqueletos de gran elegancia.

Morelia, Michoacán a 01 de noviembre de 2018.- Colores brillantes, patrones decorativos, detalles minuciosos, cara burlesca con grandes sombreros fue lo que llamó la atención de Pedro Torres Hernández cuando de niño caminaba por las calles de Capula conociendo a la Catrina, legado e inspiración del artista plástico Juan Torres, quién dio vida al gran personaje de José Guadalupe Posada hace 30 años en esta tenencia de Morelia.

Pedro Torres, tiene 35 años de edad y lleva seis años en el oficio de artesano a través de su maestro Alfredo Martínez Mata, bajo la primicia de dar vida a los esqueletos con gran elegancia, distante el proceso las baña en pintura para después detallarles las sombras y colores con sus pinceles.

Catrinas de Pedro Torres / Foto: ACG

El tiempo estimado para adornar a las Catrinas es de media hora hasta una hora dependiendo de los detalles, es difícil saber el tiempo mientras se está dando vida a cada personaje, menciona Pedro Torres mientras sumerge un cuerpo de Catrina en una tina de pintura morada, la cual saca en movimientos rápidos para posteriormente deja escurrir sobre periódico.

Pedro se sienta en su banco y frente a docenas de catrinas de barro, agarra sus pinceles y comienza a pintar por horas cada una de ellas, desde el color de los vestidos hasta los aretes y la división de los dientes, cada parte, “todo debe tener en un solo sentido”.

Catrinas de Pedro Torres / Foto: ACG

La luz que entra en el taller por el día proviene de los tragaluces y la puerta de metal que da a la calle. El bullicio, el saludo de los vecinos y el juego de los niños es el único contacto con la realidad mientras el diseña los patrones que adornarán las catrinas con suma concentración.

Pedro creció mirando a artesanos diseñando lozas, alfarería punteada y catrinas de barro. Nunca imaginó que sería un artesano que da viveza a las Catrinas que veía de niño. Ahora sabe que el oficio de artesano, es un trabajo minucioso y disciplinado del que aún considera le falta aprender.

Una Catrina monumental ataviada de lozas de colores, estira sus manos hacia los visitantes a la entrada de Capula, es una invitación al recorrido de diversos talleres de artesanos. Justo terminando el tramo de carretera, cerca a una jardinera con dos catrinas se encuentra el taller donde labora Pedro Torres.

Catrinas de Pedro Torres / Foto: ACG

Por: Wendy Rufino/ACG